Casos de delitos contra la intimidad, descubrimiento y revelación de secretos




Delitos contra la intimidad: Descubrimiento y revelación de secretos

 

En el Código Penal Español, a través del delito de descubrimiento y revelación de secretos, trata de plasmar aquellas conductas que suponen graves atentados contra la intimidad.
A lo largo de estos años de trabajo, Abogados Portaley ha podido ver diferentes casos en los que se producen estos delitos delitos contra la intimidad contra la intimidad y que se encuentran dentro de los delitos de descubrimiento y revelación, aunque quizás por ese nombre no sean conocidos por los ciudadanos.

 

Espiar o acceder a correos electrónicos de la pareja sin permiso

Sin ir más lejos, piense en un matrimonio. Es la institución más privada que recoge nuestro ordenamiento jurídico. Sin embargo, ni siquiera en su seno puede desvirtuarse la esfera más privada de cada cónyuge. Es decir, no se puede acceder a sus comunicaciones privadas sin su consentimiento.

También entre las parejas se produce estos tipos de delitos y constituirá delito el acceso a los correos electrónicos del otro, así como a los mensajes transmitidos por cualquier otro medio de contacto.

Zemanta Related Posts Thumbnail

 

Acceso a datos personales de ex pareja

Hay algunas situaciones que se encuentran en el límite. Cuando dos personas mantienen una relación afectiva, puede darse el caso de que compartan información personal (contraseñas de internet, por ejemplo). Si luego se distancian, extinguiéndose el vínculo que las unía, ¿debe presumirse revocado el consentimiento para el uso de tales contraseñas? Es una cuestión susceptible de interpretación, por lo que siempre se recomienda cambiar los datos de acceso que hubiesen sido conocidos por la otra persona.

 

Escuchas telefónicas

Las escuchas telefónicas, o la intervención de comunicaciones de otro tipo, también tienen cabida en los delitos contra la intimidad. Si alguien graba una conversación en la que él mismo está participando, eso no plantea mayores problemas. Pero éstos sí se darán si se interviene la línea telefónica (lo que se conoce como pinchar el teléfono). Sólo puede producirse un entrometimiento en las telecomunicaciones ajenas cuando se está llevando a cabo una investigación criminal.

 

Normalmente lo autorizará el Juez, salvo que la urgencia del caso haga necesario que lo haga la policía, que deberá informar a aquél con posterioridad.

 

Acceso a información confidencial en el puesto de trabajo

Hay muchos casos y ejemplos que se podrían traer a colación. Si, por ejemplo, un médico utiliza el sistema informático del hospital para indagar acerca del historial de un compañero suyo, no sólo estaría cometiendo el delito, sino que además se aplicaría la agravante de que se han visto comprometidos datos relativos a la salud de la víctima.

 

Secretos profesionales

Sin duda, uno de los aspectos que más problemas plantea en la práctica es el de los secretos profesionales. Muchos trabajadores, sobre todo en empresas estratégicas (relacionadas con las nuevas tecnologías, corporaciones financieras, etc…), tienen que firmar estrictas cláusulas de confidencialidad. Si divulgan información reservada, tanto mientras trabajen en la empresa como cuando ya no estén en plantilla, no sólo cometerán el delito, sino que, además, deberán resarcir a la compañía en virtud de lo acordado en dichas cláusulas.

 

Acceso a sistemas informáticos

Hoy día, con el auge de internet y la interconexión entre todos los dispositivos electrónicos, el legislador penal ha tenido que castigar conductas tales como acceder a un sistema informático sin autorización, o mantenerse dentro del mismo después de que el titular o encargado haya reprendido al infractor por sus actos. Esta vertiente del delito está pensada para la figura del hacker (el que accede a equipos y sistemas informáticos vulnerando medidas de acceso restringido o de seguridad).

 
De lo expuesto hasta aquí se puede extraer la conclusión de que hay que ser muy cuidadoso con los documentos e informaciones ajenas. No deberán descubrirse ni revelarse sin consentimiento expreso de su titular. De lo contrario, el responsable tendrá que asumir el castigo que se le imponga, con las penas asociadas al delito de descubrimiento y revelación de secretos.

 

La Constitución Española establece que la intimidad es un derecho fundamental que todas las personas tienen derecho a disfrutar y proteger. El Código Penal, a través del delito de descubrimiento y revelación de secretos, trata de plasmar aquellas conductas que suponen graves atentados contra la intimidad.

 
Ninguna sociedad libre y desarrollada puede concebirse sin que cuente con medios aptos para garantizar la esfera más íntima de sus ciudadanos. Ahí es, precisamente, donde reside el concepto de secreto en el sentido que le da el Derecho Penal. Un secreto será toda información, suceso o dato que, por su contenido personal o profesional, no debe ser transmitido más allá del círculo de personas que ya lo conocen.

Información sobre Delitos contra la intimidad: Descubrimiento y revelación de secretos

Delitos contra la intimidad: descubrimiento y revelación de secretos, cuándo se producen este tipo de delito

Delito de Intromisión informática: Acceso a datos y sistemas informáticos

Delito de Revelación de secretos

Delito de Descubrimiento del secreto informático

Delito de Interceptación de comunicaciones personales

Delitos contra la intimidad: Apoderamiento de secretos documentales

Descubrimiento y revelación de secretos. Delitos contra la intimidad

Detenido por espiar a su novia a través del móvil, delito de descubrimiento y revelación de secretos

Espiar el móvil de tu pareja también es delito

Casos de delitos contra la intimidad, descubrimiento y revelación de secretos


Puedes encontrar más información en comentarios de otros lectores al final de este artículo, puedes dejar tu comentario.
Solicitar cita con Abogados Portaley

PortaLey

Abogados Portaley, despacho de abogados especializado en Nuevas Tecnologías e Internet

You may also like...

Shares
Podría ser de interésclose