Qué es y cómo combatir el cibercrimen




Cibercrimen y formas de combatirlo

Para hacer frente al cibercrimen es indispensable conocer antes en qué consiste. Los delitos cibernéticos o, en otras palabras, los delitos cometidos por medio de ordenadores a través de internet, consisten en el uso ilícito de equipos para promover o realizar prácticas ilegales como la pornografía infantil, el robo de información personal o violación de las leyes de asociación, difamaciones, etcétera todas estas acciones pueden clasificarse como Delito Cibernético o Cibercrimen.

Estas malas conductas tienen la particularidad de desarrollarse a través de internet y su estudio ha cobrado una gran importancia en los últimos años debido a que el uso de internet se ha extendido a todos los sectores de la sociedad como los negocios, el entretenimiento, los servicios médicos, el deporte o la industria de los medios entre otros.

juicio cibercrimen

Qué es el cibercrimen

En base a lo anterior, ya podemos realizar una definición de lo que es el cibercrimen. El máximo objetivo de los delincuentes cibernéticos suele ser acceder sin previo consentimiento a la información y datos que son propiedad de personas, empresas o gobiernos. Unos ataques que nunca suceden de forma física, si no que siempre se llevan a cabo de forma virtual.

La facilidad es otra de sus características ya que se efectúan de forma remota y en cuestión de segundos haciendo muy difícil rastrear pruebas que acaben con la identificación y castigo de los delincuentes pues, en ocasiones, podría requerir la cooperación global. Además, es el propio avance tecnológico en materia de seguridad lo que permite ocultar fácilmente su identidad física o virtualmente a través de Internet, por lo que resulta muy difícil de localizar. Es como la eterna persecución del ratón por el gato.

¿A qué nos enfrentamos en internet

El carácter positivo y beneficioso de internet es incuestionable, pero también lo es que comporta numerosos riesgos como:

Hacking: es una forma de delincuencia por la que se accede a información personal o confidencial almacenada en la base de datos de sistemas pertenecientes a cualquier persona u organización desde una ubicación remota. El dueño real puede no ser consciente de que su información confidencial está siendo accesible a otra persona. Para ello, los delincuentes utilizan software especial.

Phishing. Es una de las principales formas de ciberdelincuencia y las personas más afectadas por este ciberdelito son aquellas que utilizan internet como medio para sus transacciones en efectivo y otros servicios relacionados con la banca. El criminal intenta adquirir información sensible como nombres de usuario, contraseñas y detalles de tarjetas de crédito y/o cuentas bancarias para retirar dinero o para comprar productos en línea ilícitamente.

Violación de derechos de autor, cuando alguien publica artículos, películas, música o contenidos en general que son propiedad de otras personas y sin su consentimiento expresoo cuando se descargan esos contenidos.

Software malicioso. También se conoce como malware, que es básicamente un programa de ordenador que, una vez ejecutado, puede dar el control parcial o total de su equipo a los criminales y así éstos pueden acceder fácilmente a cualquier información sensible o dañar/robar datos.

Ciber Stalking. Es una forma de acoso en línea en el que la presa o el objetivo es torturado por una serie de mensajes en línea o mensajes de correo electrónico.

Abusos infantiles. Esta es también una de las principales formas de delitos cibernéticos por la que usuarios adultos acosan a menores de edad a través de chat o mensajes de correo electrónico para obtener imágenes de carácter erótico y/o pornográfico

Cómo combatir la delincuencia cibernética

La prevención es la primera medida de seguridad por ello para hacer frente a los delitos cibernéticos es necesario destacar algunos consejos que siempre deben seguir.

Fuertes contraseñas: complejas, con combinaciones de números, letras, mayúsculas y minúsculas, que no recuerden aspectos de tu vida, cambiadas con frecuencia y nunca anotadas en ningún lugar ni alojadas en servicios en la nube.

No publicar datos personales en redes sociales, recuerda que estarán accesibles a todos.

Proteja su información personal identificable. Tenga cuidado al revelar información personal como nombre, dirección, número de teléfono o información financiera en internet. Utilice siempre un sitio web seguro para sus transacciones en línea.

Evite ser objeto de una estafa pensándolo muy bien antes de hacer clic en cualquier enlace que le pide cualquier información personal. Verifique la fuente, el remitente y, en cualquier caso, nunca responda de forma directa.

Denunciar los hechos ante la policía para que puedan perseguir y actuar contra los ciberdelincuentes.


Puedes encontrar más información en comentarios de otros lectores al final de este artículo, puedes dejar tu comentario.
Solicitar cita con Abogados Portaley

You may also like...

Podría ser de interésclose