Delitos sobre los estafadores del amor y timos sentimentales




Los timos sentimentales consisten en hacer enamorar a la víctima cuyo fin es el de obtener un beneficio económico. Se han dado muchos casos donde los estafadores del amor han logrado buenas cantidades de dinero haciendo que las personas se enamoren de ellos.

¿Cómo actúan los estafadores del amor?

Para ellos resulta fácil, se inscriben en las páginas de citas o te envían una solicitud de amistad a través de las redes sociales. Utilizan fotografías falsas ara poner en su perfil y utilizan nombres falsos para que nadie pueda identificarlos.

La policía avisa de los continuos casos de este tipo de fraudes. Muchos se cometen por personas de nuestro país mientras que también existen extranjeros que operan desde otros países. En ocasiones trabajan en solitario y en otras se trata de mafias organizadas.

Estas personas aparentan ser normales, dulces, pacientes y comprensivas. Conocen bien a sus víctimas y su vulnerabilidad. Las convencen de ser la persona que andaban buscando y con quien compartir su vida. Los perjudicados terminan idealizando a esa persona que nunca han visto y enamorándose de ella. Les abre su corazón sin sospechar nada de lo que les va a ocurrir en el futuro.

Al principio todo va bien hasta que, una vez que creen haber enamorado a su víctima empiezan a contarle sus desgracias y problemas económicos. Una serie de películas ficticias que no existen, aunque lo suficientemente creíbles como para dejar a los afectados en números rojos.

La primera fase, la de conseguir que su presa se enamore, puede tardar entre 3 y 5 semanas. Demuestran ser personas muy pacientes y siempre positivas. Saben qué decir en cada momento y están muy pendientes de lo que ocurre en tus redes sociales para saber cada detalle de tu personalidad. Es un trabajo minucioso que, generalmente, les proporciona muy buenos resultados.

En raras ocasiones hacen videoconferencias, ya que, normalmente no utilizan imágenes propias.

¿Cómo consiguen el dinero?

Cuando consiguen entrar en el corazón de sus víctimas, al poco tiempo tratarán de meterse en sus carteras. Dicen estar en problemas, en la ruina por culpa de otros, que les van a embargar su hogar, o cualquier pretexto hasta conseguir sacar el lado sensible de sus víctimas.

Muchos se han sentido obligados a solicitar un préstamo al banco para tratar de ayudar a su nuevo ser querido. Lo que no sabían era que, una vez enviado el dinero, no iban a saber nunca más nada de su amor necesitado.

Las víctimas terminan afrontando una deuda que no van a recuperar, se sienten estafadas y muchas, terminan con tratamiento psicológico.

Así que, un buen consejo, sería el de nunca prestar dinero a alguien que no conoces en persona. No confíes en personas que no se presentan físicamente y es importante ser muy prudente. Ante cualquier sospecha de estafa, no dudes en contactar con la policía.

Consulte su problema legal a Abogados Portaley

Los campos marcados con * son obligatorios

He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad


Puedes encontrar más información en comentarios de otros lectores al final de este artículo, puedes dejar tu comentario.
Solicitar cita con Abogados Portaley
Shares
Podría ser de interésclose