El riesgo de operar con opciones binarias por internet




Durante los últimos años ha proliferado un tipo de inversión que, al abrigo de promesas de obtener grandes beneficios, también ha dado lugar a un elevado número de fraudes o estafas. Hablamos de las operaciones binarias a través de internet.

Su sencillez, y las promesas de dinero fácil, constituyen el principal cebo de este tipo de fraudes en los que muchas personas han “picado” pensando que iban a obtener grandes beneficios casi por arte de magia.

Probablemente las operaciones con opciones binarias sean uno de los métodos de inversión más sencillos que existen pero sobre todo, una de las formas de inversión más accesibles para el común de los ciudadanos a través de Internet.

Tal y como podemos deducir por su denominación, se trata de una opción que ofrece sólo dos resultados posibles, y una fecha de vencimiento. Cuando se alcanza la fecha de vencimiento acordada, el contrato se cierra automáticamente y entonces existen dos posibilidades, que se haya alcanzado el objetivo previsto, en cuyo caso el inversor se lleva los beneficios establecidos en el momento en que se abrió el contrato, o que no se alcance el objetivo previsto, en cuyo caso el inversor perderá un porcentaje de su inversión inicial. Simple y tentador, ¿verdad?

Este tipo de inversiones existen en la realidad y de hecho, cuentan con una normativa que las regula. Son efectuadas en internet desde páginas web especializadas y a través de corredores o “brokers” que proponen un sinfín de promociones, ofertas, etcétera, por lo que la calidad del servicio diferentes mucho de unos a otros. Pero entonces, si las opciones binarias son legales, ¿donde reside el posible fraude, estafa o engaño?

Generalmente, la estafa en el sector de las operaciones con opciones binarias radica en las promesas de dinero fácil, en ofrecer una rentabilidad garantizada, en prometer que usted no perderá su inversión, en prometer grandes beneficios… En definitiva: promesas, promesas y más promesas. Pero la realidad es que las opciones binarias, tal y como indica su nombre (opciones), constituyen un producto especulativo por excelencia en el que nada está garantizado, y ganar o perder, especialmente cuando no se es un experto en la materia, es igual de sencillo.

La profesionalidad de los brokers, corredores o supuestos “expertos financieros”, es también otro de los engaños más frecuentes. Las operaciones con opciones binarias se abrieron hace relativamente poco a los particulares, lo que supuso toda una tentación para los brokers menos escrupulosos que vieron, y ven, una gran oportunidad de negocio.

No son pocos lo casos en los que estos aprovechados brokers utilizan todas las tretas posibles para obtener de los incautos inversores particulares todo el dinero posible para invertir. Algo de lo más habitual es fingir que nadie habla su mismo idioma, optando por una lengua que la víctima apenas comprende. De esta forma, y al amparo de supuestos consentimientos que, o bien no se han producido, o bien se han concedido sin ser consciente de ellos, se alargan fechas de vencimiento, se efectúan mayores y más inversiones, o se exige más dinero para poder cancelar las operaciones.

En todos estos casos, y en cualquier situación similar, es fundamental recopilar toda la información y pruebas que sea posible, y buscar la ayuda de un abogado especializado en esta materia para reclamar las cantidades.

Pero antes de llegar a este extremo, la primera medida para evitar ser engañado y estafado por este tipo de personas es huir de promesas increíbles del tipo “cómo ganar 10.000 euros en siete días”, “Hágase rico sin riesgos gracias a las opciones binarias”. Elige bien tu broker, busca un broker serio y profesional. Documéntate bien, busca información y opiniones de otros inversores (si olvidar que que siempre somos más propicios a publicar opiniones negativas que positivas), acuda a un comprador de brokers.. Y por supuesto, acuda a un corredor regulado, lo que es señal inequívoca de calidad y profesionalidad, sin olvidar que muchos de los que se autodenominan “profesionales”, aún están a la espera de regulación

También es muy aconsejable consultar la lista negra actualizada de las opciones binarias que publican tanto la Autoridad de los Mercados Financieros como la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CMNV).


Puedes encontrar más información en comentarios de otros lectores al final de este artículo, puedes dejar tu comentario.
Solicitar cita con Abogados Portaley

You may also like...

Shares
Podría ser de interésclose