Perros entrenados para detectar delitos informáticos




Perros entrenados para la lucha contra los delitos informáticos

 

Sabemos que los cuerpos de seguridad usan perros guía para la detección de determinados pruebas, la localización de drogas principalmente o incluso dinero falso, entre otros, pero ahora se les ha entrenado también para detectar delitos informáticos.
Los pioneros han sido una pareja de perros, Selma y Thoreau, entrenados específicamente para descubrir dispositivos que contengan contenido malicioso, y que pertenecen al programa de perros guía para invidentes de Nueva York.

 

rp_la_sombra_del_delito-300x2191.jpg
Pero, ¿cómo detectan estos canes estos delitos? Simplemente rastrean un agente químico que está presente en determinados componente electrónicos: ordenadores, tarjetas de memoria, discos duros externos, cámaras digitales y memorias USB.

 

Gracias al olfato entrenado de estos dos perros, en los registros policiales se han localizado aparatos de estas características que contenían pornografía infantil o archivos fraudulentos. Y además han facilitado la detección de personas vinculadas a estos delitos informáticos, y en algunos casos han podido identificar tejidos, metales y paredes donde habían estado ubicados y en donde habían quedado restos.

 

 

El nombre del químico se desconoce y por motivos de seguridad no se ha revelado. Sin embargo, sí se sabe que lo ha descubierto el científico forense Jack Hubball que es conocido por haber encontrado la manera de aislar un químico presente en los incendios. Ahora gracias a este descubrimiento es posible que los perros rastreen de forma adecuada en la escena de un crimen y detecten narcóticos y explosivos.

 

 

En Estados Unidos se habla actualmente de la existencia de unos 750.000 depredadores online, por lo que al parecer el FBI ya se ha mostrado interesado en este nuevo servicio. De hecho, en un caso en el que participó durante el año pasado, uno de los perros encontró dentro de una máquina de coser una tarjeta de memoria. Así se detuvo al dueño y se detectaron a varias víctimas de pornografía infantil.
El siguiente reto de Hubball es averiguar cuál es el compuesto de las pantallas de cristal que logre hacer saltar el olfato de los perros para, por ejemplo, detectar smartphones escondidos.

 

 

De momento este adiestramiento sólo se ha puesto en práctica en Estados Unidos, pero seguramente pronto traspasará sus fronteras teniendo en cuenta la utilidad de este sistema en los registros de las viviendas o locales donde operan los ciberdelincuentes. Por el momento, los agentes sólo disponen de su intuición o de la propia confesión de los detenidos para encontrar los dispositivos que puedan contener pruebas relevantes para su propia incriminación, de modo que a partir de ahora este nuevo método se lo pondrá más difícil a los delincuentes.


Puedes encontrar más información en comentarios de otros lectores al final de este artículo, puedes dejar tu comentario.
Solicitar cita con Abogados Portaley

PortaLey

Abogados Portaley, despacho de abogados especializado en Nuevas Tecnologías e Internet

You may also like...

Shares
Podría ser de interésclose