Amantes despechados utilizan Internet para vengarse




El porno de la venganza y cómo amantes despechados utilizan Internet para vengarse

 

El porno de la venganza no es el sugerente título de una novela, aunque lo parezca. Es el nombre que se ha elegido para definir un acto execrable por parte de amantes despechados. Consiste en la publicación y difusión por Internet de fotografías de la ex pareja donde aparezca bien desnuda, bien en actitudes indecorosas o sexuales.

 

 

 

Esta idea empezó a propagarse a raíz de la aparición de páginas web que permiten a las parejas que han sufrido un desamor desahogarse de sus problemas sentimentales de una manera poco ética. ¿Cómo? Pues a través de la venganza digital, esto es, valiéndose de estas plataformas para exhibir las intimidades del amante que nos ha abandonado mediante imágenes comprometidas. Las agresiones de este tipo suelen además dirigirse principalmente contra mujeres.

 

móviles y jóvenes

 

 

 

 

Otra de las características de este método es que se ofrece la posibilidad de incluir los datos de la víctima: nombre y apellidos, trabajo, dirección e incluso teléfono.

 

 
Esta facilidad para proporcionar información confidencial ha ocasionado que algunas de las personas humilladas de este modo hayan recibido llamadas vejatorias a consecuencia de esta exhibición y difusión involuntaria de su vida íntima.

 

 

Este es un claro ejemplo del mal uso de Internet y de sus consecuencias. En Estados Unidos quieren ser más contundentes contra este tipo de actuaciones y pretenden endurecer la ley. En España, este tipo de actuaciones se recogen en el artículo 197 del Código Penal. Según nuestra legislación suponen una vulneración del derecho a la intimidad, el honor y la imagen, y también se les considera un delito por revelación de secretos.

 

 
Cuando no hay un consentimiento expreso de la persona que aparece en las fotografías para la difusión de las mismas, se está atentando contra su intimidad. Esto quiere decir que se está haciendo público algo que pertenece a la privacidad de la persona, y en este sentido la ley es clara. No se permiten este tipo de actuaciones.

 

 

 

¿Qué hay que hacer, por tanto, si eres víctima del  porno de la venganza? Denunciar. En España, se trata de un delito y como tal está perseguido y conlleva una serie de penas.

 

 

 

También se puede tomar medidas para evitar verse envuelto en estas situaciones. Ante todo, los expertos recomiendan ser precavidos. Cuando se está enamorado nadie piensa en que la media naranja pueda llegar a vengarse de una manera tan cruel si se produce una ruptura de la unión, pero teniendo en cuenta la complejidad de los seres humanos tomar ciertas precauciones es muy recomendable. Lo ideal es no hacerse fotografías comprometidas, y si se quieren tomar estas imágenes lo más lógico es hacerlas con el móvil propio, es decir, intentar que siempre estén bajo el control del protagonista de la instantánea. Y, por supuesto, no enviarlas por ningún medio digital a nadie. Así, sólo el propio interesado las compartirá con quien desee hacerlo de verdad.


Puedes encontrar más información en comentarios de otros lectores al final de este artículo, puedes dejar tu comentario.
Solicitar cita con Abogados Portaley

PortaLey

Abogados Portaley, despacho de abogados especializado en Nuevas Tecnologías e Internet

You may also like...

Shares
Podría ser de interésclose