Los delitos del ámbito familiar




Los delitos contra los derechos y deberes familiares

 

Los“Delitos contra los derechos y deberes familiares” se regulan entre los artículos 223 y 233 del Código Penal Español.
En general estos delitos tienen en común atentar contra situaciones familiares y se dividen en los siguientes subtipos:

 

“Quebrantamiento de deber de custodia y la inducción de menores al abandono del domicilio”, “La sustracción de menores” y “El abandono de familia, menores e incapaces”.

 

Los delitos del ámbito familiar

Los delitos del ámbito familiar


Como reglas generales a tener en cuenta en estos artículos señalamos las siguientes:

 

– Los plazos de estos artículos para contar la desaparición de los menores se cuentan desde que se denuncia la misma.

 

– Los Jueces podrán imponer inhabilitación especial para el ejercicio de la patria potestad, la tutela o la guarda legal junto a las penas señaladas. Si fueron cometidos por autoridades o funcionarios, podrá imponerse la pena de inhabilitación especial específica.

 

 

El deber de custodia y la inducción a abandonar el domicilio

 

El artículo 223 del Código Penal castiga con prisión de 6 meses a 2 años a quienes “teniendo a su cargo la custodia de un menor de edad o un incapaz, no lo presentare a sus padres o guardadores sin justificación para ello, cuando fuere requerido por ellos”.
Por su parte, el artículo 224 establece la misma pena para quienes induzcan a menores o incapaces abandonar el domicilio familiar con el consentimiento de los padres o aquellos encargados de su cuidado (tutores o guardadores), o a los padres que induzcan a su hijo menor a infringir el régimen de custodia establecido por una autoridad.

 

Por último, señala el artículo 225 que si el responsable de los delitos anteriores restituye al menor o incapaz a su domicilio o cualquier otro lugar seguro sin haber abusado de él, haberlo puesto en peligro o haber cometido cualquier otro delito que tenga como víctima al mismo, será castigado con una pena inferior, prisión de 3 meses a 1 año o multa de 6 a 24 meses, con la condición de que la ausencia no superase 24 horas o se hubiera informado a los padres o responsables de la víctima del lugar en el que se encontraba.
Sustracción de menores

 

En primer lugar, el artículo 225 bis, explica el concepto de sustracción en dos sentidos:

 

– trasladar a un menor de su lugar de residencia sin consentimiento del progenitor con quien conviva habitualmente o de las personas o instituciones a las cuales estuviese confiada su guarda o custodia.

 

– la retención de un menor incumpliendo gravemente el deber establecido por resolución judicial o administrativa.

 

 

En estos casos, cuando el progenitor realice una de esas acciones se le castigará con prisión de 2 a 4 años e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de patria potestad por tiempo de cuatro a diez años.


Puedes encontrar más información en comentarios de otros lectores al final de este artículo, puedes dejar tu comentario.
Solicitar cita con Abogados Portaley

PortaLey

Abogados Portaley, despacho de abogados especializado en Nuevas Tecnologías e Internet

You may also like...

Shares
Podría ser de interésclose