Juicio por delito de phishing u oferta de trabajo falsa como intermediario financiero




Juicio por delito de phishing, oferta de trabajo falsa como intermediario financiero, absolución conseguida por Abogados Portaley

 

Normalmente en una estafa, la víctima pierde una cantidad de dinero por un producto o servicio que no llega a recibir. En el caso que nos centra, las estafas de trabajo falso, donde ofrecen un supuesto puesto de gestor de pagos o intermediario financiero, que se le suele denominar delito de Phishing y a la víctima “mulero”, además se ve inmerso en un proceso judicial que incluso puede llevarle a la cárcel.

 

Esta estafa se aprovecha de las necesidades de trabajo de sus víctimas y de la buena fe, para no solo conseguir un lucro económico, sino incluso hacer cómplice de la estafa a la víctima, con las consecuencias que genera como posible arresto, declaración judicial y posterior juicio.

 

Abogados Portaley, ha conseguido una nueva sentencia absolutoria para la víctima de este tipo de fraude.

 

 

Juicio por delito de phishing u oferta de trabajo falsa como intermediario financiero

Juicio por delito de phishing u oferta de trabajo falsa como intermediario financiero

 

 

Hechos
La acusada recibió en su cuenta de correo una oferta de trabajo, con alta en la Seguridad Social, para trabajar como intermediaria financiera. Le solicitaron su Cv y visitó la web de la empresa, todo parecía legal. Posteriormente le remitieron contrato de trabajo y un sms a su teléfono móvil con las instrucciones para realizar la transferencia, la cual, nunca llegó a realizarse.

 

Calificación de las acusaciones

 

El Ministerio Fiscal y la Acusación particular consideran los hechos constitutivos de un delito de estafa de los artículos 248.2 a y 249 C.P., siendo en grado de tentativa para la acusada y en grado de consumación para el otro acusado.

 

Defensa
Libre absolución

 

 

Fallo

 

No cabe concluir que los acusados eran conscientes de que estaban cooperando en un delito de estafa, no quedando acreditada la existencia del elemento subjetivo del delito, requisito necesario para que se produzca la estafa.

 

En ambos casos, los acusados coinciden en sentirse engañados y utilizados. No olvidemos que los verdaderos estafadores utilizan técnicas muy persuasivas para convencer a los muleros de las ventajas de la propuesta y la legalidad de la misma, llegando incluso, en el caso de la Sentencia nº 241/13, de 27 de Mayo de 2013, del Juzgado Penal número 16 de Madrid a presionar a la “intermediaria o mulera”, hasta tal punto que esta actuó movida por el temor y el miedo a las represalias ante su negativa a seguir trabajando con ellos.

 

 

Así mismo, los estafadores indican a los muleros que realicen las transferencias muy rápidamente y sin solicitar ayuda de nadie con el papeleo, todo ello con el fin de que no puedan ser prevenidos ni informados de que se trataba de una estafa y hacerse con el dinero antes de que la entidad bancaria o ellos mismos, pudieran percatarse del engaño.

 

Si has respondido a este tipo de ofertas de trabajo, llevando a cabo transferencias bancarias o crees ser víctima de un delito de estafa similar, no dudes en contactar con nosotros, y te asesoraremos al respecto.


Puedes encontrar más información en comentarios de otros lectores al final de este artículo, puedes dejar tu comentario.
Solicitar cita con Abogados Portaley
Consulte con Abogados Portaley
He leído y acepto las condiciones generales y la política de privacidad

PortaLey

Abogados Portaley, despacho de abogados especializado en Nuevas Tecnologías e Internet

You may also like...

Shares
Podría ser de interésclose